50 Sombras … sombrías

FacebookTwitterGoogle+PinterestTumblrGoogle GmailCompartir

 

El revuelo que ha provocado cada libro de la trilogía de 50 sombras y actualmente el estreno de la película es muy grande y ruidoso.

Nosotros en La Colorada, nos alegramos porque ha permitido hablar de sexualidad, y es a su vez un trampolín para que las personas piensen en que en el sexo la variedad existe, que las parejas salgan del cliché sexual y que además de tener sexo, lo piensen y lo conversen.

Por otro lado, y yéndonos directamente a la trama de la novela, pensamos que es una historia llena de violencia. Sí, es violenta, y cuidado, porque es violencia de género; que un hombre, le obligue a una mujer a comer determinados alimentos y otros no, a hacer ejercicios físicos controlados, que le ordene ingerir pastillas anticonceptivas, le diga qué ropa debe ponerse y cómo debe comportarse en sociedad, a través de la firma de un contrato, es violencia de género y no es divertido y menos “sexy”. Además este personaje masculino  ultra-archi millonario “premia” a Anastasia con regalos lujosos.

Otro tema son los gustos sexuales de Christian Grey, pues a él le van los juegos de “dominar” y sadomasoquismo. Este es un punto interesante: Qué es el sadomasoquismo? Pues es una tendencia sexual de quien goza causando y recibiendo humillación y dolor, en este caso, él da y ella recibe, en sus encuentros en el “cuarto rojo”, obvio que con previa aceptación de Anastasia que convengamos es una mujer  adulta y con poder de decisión pero a lo largo de toda la historia se presenta como un personaje, como se dice en Chile algo “pollo”.

El libro contiene varias escenas sexuales, muy calientes, que pueden elevar tu  temperatura corporal y que seguro te harán pensar en ser Anastasia y tener a Grey a la mano, y en ese sentido es un aporte positivo a nuestras vidas sexuales, nos ayuda con imágenes ideales para conocer otras formas e complementos sexuales que existen desde hace décadas. También sirve para que quienes practican el sadomasoquismo se sientan un poco más libres de demostrar sus gustos.

Al final encontramos que “50 sombras de Grey” es igual a una historia de Disney pero para adultos, hay una princesa que se enamora de un príncipe, tienen mucho sexo, sufre un poco, pero al final se casa, tiene hijos y lo pasa genial! (perdón conté el final)

Es difícil ir contra la moda, y eso es lo que nos sucede con esta “tendencia-Grey”. Entonces esperaremos a saborear la película, como hicimos con los libros. El cine hace maravillas. Por ahora nos quedamos con las propias fantasías, que como mujeres  libres podemos crear.

 

 

Por:  Virginia, La Colorada.

 

Lee más +

Menu