Ojito con ..,

FacebookTwitterGoogle+PinterestTumblrGoogle GmailCompartir

 

Últimamente me he interesado en conocer, leer y escuchar historias de personas que han usado elementos poco convencionales para tener placer sexual, y la verdad es que me he divertido bastante. Pero lo que en este espacio quiero escribir es el por qué algunos juguetes sexuales son como son y están hechos de los materiales que están hechos.

Primero, los juguetes sexuales están hechos principalmente con materiales que no son nocivos para el cuerpo, ya no se fabrican de látex y son, generalmente, de silicona, no huelen ni tienen texturas o uniones peligrosas. Incluso existen algunos dildos que son de un vidrio especialmente trabajado para el disfrute sexual.
Segundo, se diseñan juguetes  para introducir por la vagina o por el ano. Si un artilugio es para la vagina, pues entonces úsalo sólo ahí, porque lo más factible es que si lo usas como elemento de placer anal no tenga las características que necesita (tope en el extremo) y tengas que ir derecho a la urgencia médica para quitarlo. Y recuerda que el ano es la parte final del intestino y si “algo” entra es muy probable que se vaya hacia arriba sin poder sacarlo. Diferente es la estructura de la vagina, pues existe un tope natural y nada de lo que entra en ella saldrá por por otro lado que no sea la misma entrada, sólo basta con pujar un poco o meter los dedos y puedes sacar cualquier cosa que por allí se te “haya perdido”.
Por esto los fabricantes se esmeran en que entiendas por donde deben “meterse” y rotulan el empaque.
No uses nunca otros objetos que no sean de uso específico para el sexo, creéme que he sabido de tubos, pelotas, zanahorias, aerosoles, muñecos de plástico, botellas y muchos etcéteras.. en cavidades del cuerpo.
Ya sabes, mejor juguete en mano que vaso en el ano.

Virginia de La Colorada

Lee más +

Los hombres y los juguetitos

El uso de los juguetes sexuales ha dejado de ser tema tabú y cada vez más chilenos y chilenas se animan a usar distintos complementos vibrantes en su vida sexual. Pero, a pesar de esta apertura en actitud a lo novedoso de los juguetes, aún existen temores en un grupo, me refiero al grupo específico de los hombres, esos machos-varones heterosexuales.

El primer acercamiento de un hombre a los juguetes es generalmente por iniciativa de su pareja y/o amiga mujer, ella quiere ocupar uno y no se anima a comprarlo, entonces va el emisario hombre a por dicho elemento de deseo.
Hay diferentes características en esos hombres, aquí algunas divertidas:

Nervioso: se ríe porque es gracioso y tod@s nos reímos pero algunos varones a este impulso le ponen un freno y se les nota, ponen cara seria y cualquier palabra divertida les hace explotar en risotada, vieron? como esa risa que suele aparecer en escenarios donde no podemos reír.
Los Intrigados: no cachan nada, pero nada: le dices esto no se mete y pregunta “entonces para qué sirve?” y ahí nos ponemos en rol de profesores de placer femenino.
Los Asustados: no pueden creer que la tecnología haya avanzado tanto y su instinto sexual este igual desde los 15 años, es hora de avanzar. 

El envidioso: La envidia se le aparece en forma de nube de comic sobre su cabeza que dice “por qué mi pene no vibra y rota como el Jack Rabbit ?” “YO Quiero tener uno de esos, ahora!” 
Don Seguridad: él viene decidido y convencido me dice, “este sí que será mi amigo, lo llevo, mirando al juguete con firmeza” 
El aplicado: aquel que viene con lista de posibles artilugios escritos en un papel, estudiado y listo para llenar el carrito.

Hay de todo en la viña de los señores, lo que te quiero re-contra asegurar es que no serás menos hombre si ocupas un artilugio vibrador con tu pareja o si lo ocupas solo, es más, pasarás a ser aquel tipo de hombres con corona de laureles, acaparador de pensamientos sexuales y digno de compartir el placer todas las veces que quieras … te lo doy firmado macho.

Virginia de La Colorada

Lee más +

Tu Primer Juguete

Muchas parejas quieren refrescar la sexualidad en algún momento de su historia y buscan un juego o juguete que les devuelva la chispa del comienzo. También las mujeres, en forma individual, pueden querer explorar esta práctica de sexualidad lúdica y buscar un juguetito para sí mismas, y así fortalecer las sensaciones y placeres de su propio cuerpo. Pero… ¿cómo elegir el más apropiado? ¿En qué fijarse? Saca lápiz y papel y un par de pilas, aquí te van los mejores datos:
(más…)

Lee más +

Menu