Tu Primer Juguete

Share
Muchas parejas quieren refrescar la sexualidad en algún momento de su historia y buscan un juego o juguete que les devuelva la chispa del comienzo. También las mujeres, en forma individual, pueden querer explorar esta práctica de sexualidad lúdica y buscar un juguetito para sí mismas, y así fortalecer las sensaciones y placeres de su propio cuerpo. Pero… ¿cómo elegir el más apropiado? ¿En qué fijarse? Saca lápiz y papel y un par de pilas, aquí te van los mejores datos:

1 – Todo entra por los ojos (o casi todo) y es muy importante que, a la hora de elegir un juguete para el placer, lo veas y encuentres lindo (o, como dicen por ahí: “boni”), quizá con un toque de diseño o algo que te encante, como los brillitos, o que sea de tu color favorito, o que tenga algo que lo haga “muy tuyo” en lo que de estética se trate.

2 – El tamaño es muy importante: tienes que considerar que tienes que guardarlo en algún momento: puede que vivas con más gente y no quieras que lo vean por ahí, asomando bajo la almohada. Si estás pensando en un juguete para formar un trío (juguete-pareja-tú), ten en cuenta la importancia del tamaño para tu varón… lleva uno que no lo asuste. Yo te aconsejo algún Anillo Vibrador Si la pareja es del mismo sexo, toma decisiones pensando también en el otro. Y es importante el traslado: si eres de las que gusta mucho de viajar, créeme que querrás ir con el chiche vibrador para todos lados, así que busca un tamaño adaptable a tu bolso.

3 – Potencia y velocidades: la verdad es que todo lo que vibre te va a llevar a un orgasmo seguro, seguro, seguro; pero hay motores que son verdaderos toros de la fuerza; en La Colorada tenemos unos que vibran fuerte y que nos encantan, y sabemos que les encantan a tod@s. Hay unos que van subiendo de velocidades y le ponen escalones a la vibración, y otros que traen una sola velocidad. Ahora, los que son increíbles son los que tienen, además de la graduación de la velocidad, ritmos diferentes;  ejemplo: hay un ritmo que hace tttrrrrrrrrr trtrtr trrrrrrr; otro que hace pppppppppprrrrrrrrr rrrrrr prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrriiiiiiiii; y otro que hace bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb  bbbb bbbbbbbbbbbbbbbbbbbb  bbbbbbbbb bbb… Amie, Mystic Wand,Mini Magic Y así mismo, al ritmo de la samba o de la cumbia (puedes elegir entre el brasilero o el colombiano y, si te gusta la música docta, también existen esos ritmos). ¡Alcanzas un orgasmo musical!

4 – ¿Pilas o cargador? Sí, ya existen muuuuchos juguetes que prescinden de las pilas y que puedes cargar con un cable a la corriente e incluso hay algunos que también pueden cargarse con un cable USB… ¡Elige el que mejor se adapte a ti, solo recuerda llevar el cargador, cuando salgas de vacaciones!

5 – La materialidad: un tema importante es la materialidad del futuro juguete. Generalmente en estos tiempos, con el avance de las tecnologías y materiales, la mayoría de los juguetes se construyen con materiales hipoalergénicos: antes de pagarlo asegúrate de que no tenga ftalatos (químico que hace más blando al PVC), ni tampoco látex. Pregunta a quien te venda, ella o él saben o deberían saberlo…

Por último, no está de más aclarar que los juguetitos no van a reemplazar a nadie. El contacto físico es muy importante para los seres humanos, así que nadie debe tener miedo de que lo reemplacen o de hacerse “adict@” al vibrador. Recuerda que es un complemento en la vida sexual de cada pareja, o un excelente “comple-ñero” si estás sol@, etcétera…

 

¡Lo más importante es que su uso te brinde DIVERSIÓN, PLACER Y FELICIDAD!

Comments

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu